Domótica

Comprende la automatización de una vivienda en factores como gestión energética, confort, seguridad, accesibilidad y comunicaciones. La automatización integra sensores, actuadores y controladores en una red que ejecutan un conjunto de acciones de acuerdo a las configuraciones realizadas por el usuario.

Por domótica también se entiende la incorporación de automatismos a las instalaciones del sector terciario como son hoteles, hospitales, aeropuertos, edificios de oficinas, plantas industriales, universidades, etc. A la automatización de este tipo de instalaciones se le ha denominado recientemente como inmótica.

Gestión energética

Implica la programación del encendido y apagado de los dispositivos como son las luminarias, aires acondicionados, toldos, calderas, persianas, calderas, entre otros; de acuerdo a las condiciones ambientales y/o escenarios posibles en cada tipo de lugar. También incluye, en el caso de los edificios el manejo de ascensores, iluminación de áreas comunes y otros.

Confort

Busca satisfacer los estándares de comodidad y entretenimiento de los usuarios mediante el control eficiente y fácil manejo de dispositivos de audio, video, iluminación, acceso, telefonía, entre otros.

Seguridad

Aumenta y hace eficientes los sistemas de protección personal y de bienes. Incluye las alarmas de intrusión, simulación de presencia, cierre de persianas, sistemas de detección de incendios, detección de gas, escapes de agua, concentración de monóxido de carbono, alerta médica en emergencias, sistemas de CCTV, etc.

Accesibilidad

Automatización del entorno para favorecer la autonomía de las personas con movilidad reducida. Considera factores como vigilancia de lugares inaccesibles para dicha persona; comunicación con sus familiares, amigos o cuidadores; pre-configuración de ambientes, etc.

Áreas de Aplicación

  • Casas
  • Departamentos
  • Habitaciones de hoteles
  • Oficinas
  • Barrios cerrados
  • Edificios residenciales
  • Edificios comerciales